¿Vas a pintar tu casa? Espera, antes de iniciar con la aplicación de la nueva pintura es importante que prepares tu pared para que no sufras de contratiempos y gastes de más.

A continuación te damos unos consejos para preparar tu pared antes de pintarla, estos pasos aplican para espacios al interior o exterior y con pintura previa.

Elimina toda la pintura floja
Lo primero que debes hacer es retirar toda la pintura que no está adherida a la pared. Te recomendamos que utilices una espátula para evitar más daños en la superficie. Y para suavizar o emparejar los bordes necesitarás de una lija fina.

Verifica que no tengas moho
Elimina el moho de tus paredes, ya que pueden ocasionar que tu pintura nueva se bote.  Una manera sencilla de eliminarlo es con un poco de agua y cloro, solo debes utilizar un paño para lavar la superficie dañada.  También es importante que dejes secar bien tu pared antes de aplicar la pintura.

Repara agujeros y grietas
Elimina todos los hoyos, agujeros o grietas de tus paredes. Es muy sencillo, solo debes prepara un poco de pasta, cemento o yeso. Con ayuda de una espátula puedes aplicar tu mezcla en cada imperfección.

Antes que seque por completo, retira el exceso de material y lija para que tenga una mejor apariencia.

Quita el polvo y limpia
Limpia toda tu superficie para quitar todo rastro de polvo, ya que puede perjudicar la adherencia y el buen acabado de tu nueva pintura. Solo necesitas de un cepillo, escoba y un trapo seco.

Aplica un sellador
Utiliza un fijador o sellador en tu pared, con la aplicación de este producto no necesitarás tanta pintura, y el color se verá mejor.  

¡Listo! Puedes pintar tu pared
Llego el momento de pintar tus paredes del color que más te guste. Sabemos que preparar las superficies puede ser algo tedioso, pero es indispensable para que tu hogar luzca perfecto.