¿Quieres cambiar la imagen de tu inmueble de una forma natural? Afortunadamente esto es posible con el uso de pinturas ecológicas, con este tipo de pintura podrás darle un nuevo aspecto a cualquier rincón de tu casa u oficina cuidando tu salud y medio ambiente.

Las ventajas de las pinturas ecológicas son varias, pero lo que más destaca es que sus componentes principales son de origen vegetal o mineral, por lo tanto, es un tipo 100% biodegradable.

 Características de la pintura ecológica
  • Respetuosas con el medio ambiente
  • Pinturas 100% biodegradables y sostenibles
  • Ideal para personas con sensibilidad a productos químicos, alergias, intolerancias y padecimientos como fatiga crónica
  • Regulan la humedad de tus habitaciones o inmuebles, ya que son permeables al vapor de agua
  • Ayudan a mejorar el aislamiento térmico
  • Son antiestáticas
  • El olor es agradable

Tipos de pinturas ecológicas

Base cal: los componentes principales son cal aérea (rocas calizas) y agua, esta actúa como disolvente. Las pinturas ecológicas a base de cal cuentan con capacidad fungicida y antiséptica, por lo tanto, impiden la formación de algas y hongos. Además, gracias a su impermeabilidad, evitarás filtraciones de agua hacía el interior.

Asimismo, las pinturas ecológicas a base de cal son muy resistentes a las inclemencias del tiempo, son lavables y se pueden limpiar con un paño húmedo.

Base silicato: este tipo de pintura utiliza silicato potásico, la cual es una materia prima mineral con gran agarre, por lo tanto, se petrifica a la pared o muro donde se aplica. Debido a este efecto, te proporcionará una extraordinaria durabilidad y resistencia a los rayos UV.

Al igual, son altamente alcalinas, tienen propiedades antibacterianas, desinfectantes y fungicidas. La desventaja es que solo profesionales pueden aplicarlo, lo cual incrementa su costo.

Base arcilla: su componente principal es la arcilla de distintos colores, es un tipo de pintura que proporciona excelente cobertura y grandes opciones decorativas. La aplicación es sencilla, pero no soporta bien el agua, por lo que es perfecta para interiores.

Base vegetal: este tipo de pintura se obtiene del procesamiento de materia de origen orgánico y mineral. Se pueden utilizar raíces, almidón de patata, hojas, ceras, corteza de árbol, aceites, ceras, flores, agua, tierra o talco.  Se debe utilizar en espacios interiores, ya que no soportan bien el agua.